GALLETAS DE COMUNIÓN

Galletas de comunión. Aroma de chocolate.

Galletas de comunión. Aroma de chocolate.

De repente, sentí una presencia.

Me giré y unos ojos enormes, me miraban…

-¿Son para mí?,

¿Son para mí?-me dijo.

-Nooo, contesté yo, intentando disimular.

No me engañas mami,- me dijo con su enorme sonrisa.

¡Me encantan mami, me encantan!-repetía mientras me achuchaba…

 

Este domingo, mi gordito recibía la primera comunión. Para este día especial le preparé estas galletas. Quería que fuera una sorpresa, pero el brujito me pilló, vaya que si me pilló…

Hoy os traigo el tutorial para que os animéis a hacerlas.

Yo preparé galletas de mantequilla y galletas de chocolate. Vosotr@s podéis hacer como yo o, decorar sólo galletas de mantequilla o chocolate.

Eso lo dejo a vuestra elección.

Espero que os guste.

La receta es la que uso siempre para mis galletas de mantequilla la tenéis aquí.

Hoy os explicaré cómo hacer las de chocolate.

INGREDIENTES

Ingredientes galletas de chocolate para decorar. Aroma de chocolate

Ingredientes galletas de chocolate para decorar. Aroma de chocolate

  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 200 gr de azúcar glas.
  • Una cucharadita de extracto de vainilla o de vainilla en pasta.
  • Un huevo L y una yema a temperatura ambiente.
  • 550 gr de harina
  • 50 gr de cacao en polvo sin azúcar. He usado Valor.

Para la decoración necesitaremos:

  • Fondant blanco.
  • Un poquito de sirope de maíz.
  • Papel de azúcar decorado. Yo he usado el de Julia Guarch de postreadicción. Me gusta porque puedes personalizarlo. Lo podéis comprar en su tienda online o en otras como Maria Lunarillos, que es donde lo compre yo.
  • Troqueladora circular (la podéis comprar online) o en su defecto, unas tijeras.
  • Harina de maíz.
  • pincel.
  • rodillo.
  • una espátula pequeña o cuchillo para levantar el fondant una vez estirado.

Empecemos…

Lo primero que haremos será tamizar el cacao y la harina. Reservaremos.

A continuación, batiremos la mantequilla junto con el azúcar a velocidad mínima, lo justo para suavizarla. No tenemos que incorporar aire a la mezcla o las galletas se nos abombaran al hornear.

Cuando la tengamos incorporada, pararemos la máquina y añadiremos el  huevo y la yema, ligeramente batidos.

Después añadiremos el extracto de vainilla. Batiremos de nuevo a velocidad mínima.

Cuando estén incorporados, iremos añadiendo la mezcla de harina y cacao a cucharadas.

Batiremos hasta que la masa esté ligada.

Haremos una bola con la masa y la colocaremos sobre papel de hornear. Se puede cortar en varios trozos, para así, no trabajar con la masa entera.

Ahora estiraremos la masa con un rodillo. Les daremos a las galletas un grosor de 6 mm. Si no tenéis este rodillo graduable, podéis poner en los laterales de la masa dos libros finos, por ejemplo, y apoyar las esquinas del rodillo sobre ellos.

Cuando tengamos la masa estirada, la meteremos al frigorífico unas 3 horas.

Una vez fría la masa, la cortaremos con un cortador circular de 5.5 cm. El tamaño de las galletas es un poquito más grande que el papel de azúcar. Quedan más bonitas.

Podéis hacer la masa, congelarlas las galletas cortadas y  hornearlas otro día directamente. Es lo que suelo hacer yo.

Precalentaremos el horno a 190 grados con calor arriba y abajo.

Si tenéis bandeja para hornear galletas, las colocaremos encima directamente. Si no tenéis, las hornearemos sobre papel de hornear en las bandejas de horno normales. En cualquier caso, las hornearemos unos 10-12 minutos.

Si al hornear veis que les han salidos berruguitas y se os han abombado, que no cunda el pánico. Nada más sacarlas, colocar otra bandeja encima de las galletas y presionar ligeramente unos segundos. Levantarla con cuidado y veréis cómo se aplanan. 😉

Después, la dejaremos enfriar en una rejilla.

Una vez frías, las decoraremos:

  • pondremos un poco de maicena en la mesa.
  • estiraremos el fondant con el rodillo.
  • pincelaremos la galleta con sirope de maíz y colocaremos el fondant encima.
  • cortaremos el papel de azúcar.
  • pincelaremos el fondant con sirope de maíz y pegaremos encima el papel y listo.

Os pongo un videotutorial  para que veáis cómo se hace. 😉

¿Fácil no?

Trabajar con papel de azúcar es muy sencillo. El único riesgo que tiene es que se os seque, así que, es mejor que, una vez abierto el papel, lo uséis ese mismo día. Podéis cortarlo y mientras vais decorando, dejarlo metido en una bolsa de congelar.

Deciros que, a mí me gusta colocar el fondant sobre la galleta y dejarla secar antes de colocar el papel de azúcar. Así se queda más durita y no se deforma nada cuando ponemos el papel encima. Pero es cuestión de gustos.

Si queremos meter las galletas en bolsitas individuales, una vez decoradas, tenemos que dejarlas secar unas horas.

Una vez secas, las podemos meter en bolsas, cerrarlas con alguna cinta y ponerles alguna etiqueta bonita con el nombre y la fecha.

Galleta de comunión en bolsita. Aroma de chocolate

Galleta de comunión en bolsita. Aroma de chocolate

Espero que os haya gustado.

Ahora, ¡todo el mundo a galletear! 🙂

Os dejo con la nueva canción de Alvaro Soler que a mi niño le encanta. Nos la pone a todas horas, jjjj…

¡Sube el volumen morrete y disfruta!.

Un besote enorme a tod@s!!

Lu

 

Follow me on social networks!

3 thoughts on “GALLETAS DE COMUNIÓN

  1. Perdona, para 35 galletas cuáno fondant blanco necesito???Si me lo puedes decir lo más rápido que puedas te lo agradecerá,

    Gracias

    • Hola Mireia. Yo compraría medio kilo (dos paquetitos de 250gr), porque más vale que te sobre que no que te falte. Además, el fondant sobrante se conserva muy bien si lo envuelves en film y lo metes en un tupper. Un besico y ya me contarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *